Poka Yoke. ¿Qué es y cómo se puede aplicar en una fábrica?

En este hablaremos sobre qué es el sistema Poka Yoke y cómo podemos aplicarlo en nuestra empresa.

¿Qué es Poka-Yoke?

El término Poka-Yoke es una herramienta lean manufacturing que significa a prueba de fallos. Deja advertir posibles fallos y prevenirlos en el proceso de producción, con la meta de quitar todos y cada uno de los defectos que precisan un reproceso siguiente para corregirlos, con el consecuente incremento de costos y la pérdida de tiempo.

El propósito del Poka-Yoke es quitar o bien eludir cualquier clase de fallo, impidiendo que el obrero se pueda confundir.

En operaciones simples y repetitivas, como por poner un ejemplo ensamblajes en serie, el peligro de cometer algún fallo es altísimo y es en estos casos cuando el Poka-Yoke ayuda a disminuir al mínimo este peligro con medidas fáciles y asequibles.

El Poka Yoke lo podemos incorporar bajo una serie de funciones.

Cómo incorporar Poka-Yoke

Una de las maneras de incorporar Poka-Yoke en la compañía es diseñando un sistema que impida que los obreros se puedan confundir. Por lo tanto, a través de este sistema controlamos que no se genere ningún defecto.

Se busca la utilización de formas o bien colores que distingan de qué forma deben efectuarse los procesos o bien de qué manera deben encajar las piezas.

El ejemplo más claro de esta función de control lo tienes en una conexión USB, en la que, por su forma es imposible conectarla del revés. Prosiguen este criterio la clavija del monitor o bien las conexiones de los cables de sonido.

Cada conector tiene una forma conveniente, con una situación conveniente y con un código de colores, de manera que alguien que no tengo ni remota idea de informática, puede conectar todos y cada uno de los cables precisos en un computador.

Toda vez que resulte posible hay que diseñar sistemas en los puestos que impidan fallos en la producción. La presión de los plazos de entrega y el mero hecho de que somos humanos, hace de que es casi imposible no confundirse y hay que lograr que el sistema nos asista a reducir o bien quitar ese número de fallos.

En software o bien programas informáticos asimismo existen mecanismos que asisten a llenar campos sin fallos. Este caso lo tenemos en el momento en que nos registramos en alguna web o bien red social y nos solicitan el e-mail, puesto que el sistema nos afirma si el e-mail es válido o bien no.

Detección de defectos – ejemplos

El poka-yoke es el uso de cualquier tipo de dispositivo automatizado u otro método que detiene un proceso si está a punto de cometerse un error o da a conocer inmediatamente que ha ocurrido un error.

Ejemplos de poka-yoke incluyen:

  • Al completar formularios en línea, los programas de software no permitirán a los usuarios presionar el botón Enviar hasta que hayan completado todos los campos obligatorios, evitando que los formularios tengan información errónea e incompleta.
  • Los registros de salud electrónicos pueden realizar varios tipos de operaciones de poka-yoke, como darles a los médicos una señal de alerta si prescriben medicamentos que podrían interactuar negativamente con los medicamentos que el paciente ya está tomando.
  • El timbre o el sonido de la alarma en un cajero automático que indica que el cliente debe recuperar su tarjeta de débito ha reducido en gran medida un problema que alguna vez fue frecuente: las personas se van y olvidan su tarjeta en la máquina.
  • La función de «revisión ortográfica» en la mayoría de los programas creados para escribir, incluidos Word, Google docs y PowerPoint, ha ayudado a limitar la cantidad de errores ortográficos.

Los orígenes del Poka-Yoke

Las ideas que se convirtieron en poka-yoke fueron presentadas por Shigeo Shingo, un ingeniero industrial que pasó a desarrollar varias de las  herramientas  y técnicas que siguen siendo vitales para Lean y Six Sigma en la actualidad.

En 1961, Shingo visitó una planta donde un procedimiento de ensamblaje muy simple resultó en el envío de piezas defectuosas a la empresa matriz. La causa del problema era que los empleados se olvidaban de poner resortes en un interruptor de encendido / apagado. La empresa matriz trató de resolver el problema enviando un inspector, pero era costoso y requería mucho tiempo.

Shingo se dio cuenta de dos verdades: a veces nos olvidamos de las cosas y, a veces, también olvidamos que nos hemos olvidado de algo. Habiendo llegado a la raíz del problema, Shingo comenzó a diseñar formas de operaciones a prueba de errores y ayudar a las personas a recordar los requisitos de su trabajo. Esto incluyó la creación de listas de verificación para cada día de trabajo.

A medida que cambiaban los procesos, también cambiaban las listas. Inicialmente, Shingo llamó a estos métodos a prueba de errores baka-yoke, que esencialmente significa «prueba de idiotas». Pero esto puso el foco en la persona, no en la operación. También hizo que un empleado rompiera a llorar y declarara «¡No soy un idiota!», Según un artículo de Harvard Business Review (HBR) titulado «Poka-Yoke no es una broma».

Por lo tanto, Shingo cambió el nombre del más duro «a prueba de idiotas» por el más suave «a prueba de errores», porque su objetivo para el poka-yoke era ayudar a eliminar los errores de la manera más simple y rentable posible.

Aplicación de Poka-Yoke

El artículo de HBR señala que el enfoque práctico y sencillo de poka-yoke para prevenir errores o detectarlos de inmediato puede ser uno de los aspectos más importantes de la metodología Lean.

En los negocios, los errores cuestan dinero y perjudican el resultado final. En otras profesiones, lo que está en juego es mayor. Por ejemplo, un profesional de la salud que comete un pequeño error (medicación incorrecta, sutura perdida durante la cirugía) puede causar serias emergencias de salud.

Incluso si los errores no parecen tener consecuencias inmediatas, el poka-yoke es importante. Como se señala en el artículo de HBR, nada menoscaba el profesionalismo como un error fácilmente evitable: piense en un error de cálculo de Excel, un error ortográfico en PowerPoint o un correo electrónico extraviado. Estos pequeños errores podrían tener el potencial de dañar una negociación comercial, dañar la satisfacción del cliente o costarle el negocio a la empresa.

Conclusión Poka-Yoke

Incorporar un Poka-Yoke en un proceso de producción supone prosperar la calidad del proceso desde el origen, actuando sobre la fuente el defecto, en vez de tener que efectuar correcciones, reparaciones y controles de calidad siguientes.